Medioambiente, turismo, industria y universidad: investigar para generar sinergias ganadoras

Noticia enviada por Universidad de Málaga

El crecimiento económico es un aspecto fundamental de las sociedades modernas, pero obviamente no lo es todo. Es igualmente importante seguir una política de crecimiento controlado, lo contrario supondría un consumo indiscriminado de recursos que son finitos (hay que auto-controlarse) y que provocan deshechos (¿Qué hacemos con los residuos?).

Actualmente se está tomando conciencia sobre las desventajas de este modelo donde los productos entran, se consumen, y se producen residuos sin más. De hecho, se está virando hacía lo que conocemos como economía circular. Este nuevo modelo económico-productivo supone redefinir la forma en la que llevamos a cabo ciertos procesos en la producción de bienes y servicios para reducir el desperdicio de materias primas y la cantidad de residuos generados.

La idea es tomar esos residuos y elaborar con ellos productos que les darán una segunda vida, con alta calidad y útiles para la industria del país. Así será posible minimizar el impacto de nuestra actividad económica en el planeta. En nuestro país la industria turística representó un 14.3% del PIB nacional en 2019 , por lo que aplicar principios de economía circular en esta industria tiene un impacto considerable.

En el proyecto Eco-IoT estamos optimizar el proceso de recogida de residuos plásticos en hoteles mediante la utilización de técnicas de Inteligencia Artificial (IA). Nuestro principal objetivo es dar esa segunda vida a los residuos plásticos que genera el turismo, incluso generando nuevos productos que pueden ser reusados por los propios hoteles. Hemos diseñado y fabricado un prototipo de nuevo contenedor sensorizado que es capaz de prensar los residuos plásticos para ganar capacidad de almacenamiento y con ello espaciar en el tiempo las recogidas. Esto supone una disminución de la polución generada (menos camiones y viajes necesarios), así como un ahorro en el transporte y almacenaje de residuos.

Este contenedor envía a la nube datos de forma periódica que son procesados por nuestro software, el cual hace uso de diferentes técnicas de IA, como aprendizaje máquina (machine learning) y redes profundas (deep learning), para predecir la generación de residuos de los próximos días/semanas y así planificar la recogida de manera más eficiente. Actualmente varios tipos de contenedores están en proceso de fabricación y en los próximos meses prevemos desplegarlos en hoteles del Levante español.

El grupo NEO de la UMA ha participado en las decisiones de diseño y fabricación del contenedor sensorizado. Es, además, el encargado de implementar y desplegar el software para gestionar los datos recibidos por los contenedores, realizar los cálculos de predicción de llenado y la generación de rutas óptimas para la recogida de residuos. Nuestro software hace uso de técnicas de IA para dar soporte en la toma de decisiones a expertos en gestión de recogida de residuos, creando así una sinergia ganadora con empresas españolas gracias a la investigación académica que luego se transfiere a la práctica en un mercado que necesita continuamente reinventarse.