Las respuestas a la Covid-19 desde la I+D+I en el contexto de Salud Global, protagonistas en la décima edición de Transfiere

Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII): “Se ha producido una movilización de toda la comunidad científica, investigadora y empresarial sin precedentes”

Javier Montero, director de la Oficina de Transferencia de Tecnología de la Fundación Progreso y Salud en la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía: “El nivel de proactividad que se generó entre administraciones, sociedad civil y empresas es vital mantenerlo”

Ion Arocena, director General de AseBio y representante de la Plataforma de Mercados Biotecnológicos: “La ciencia e innovación española se ha volcado en la búsqueda de soluciones tanto en la forma de diagnóstico como en la formulación de vacunas”

Víctor Muñoz, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Málaga (UMA): “Es fundamental poner en contacto a las personas, potenciar las relaciones y tomar decisiones autónomas con rapidez”

Ana Castro, vicepresidenta Adjunta de Transferencia del Conocimiento del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC): “En esta historia de éxito para la ciencia y la innovación, ha tenido un papel imprescindible el Centro Nacional de Microbiología donde están dos de los proyectos de vacunas que el CSIC está impulsando”

Transfiere, Foro Europeo para la Ciencia, Tecnología e Innovación, impulsa la especialización de su programa de contenidos dentro del sector sanitario con nuevos bloques temáticos como el de salud global donde expertos han debatido hoy en torno a las nuevas soluciones que ofrece la I+D+i ante la situación derivada de la pandemia de la COVID-19. El evento, se celebra hasta mañana día 15 en FYCMA (Palacio de Ferias y Congresos de Málaga).

Así, Raquel Yotti, directora del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), ha comenzado la sesión afirmando que “se ha producido una movilización de toda la comunidad científica, investigadora y empresarial sin precedentes”. En este sentido, Yotti ha asegurado que “llevamos a cabo nuestro papel como coordinadores de la investigación y la innovación a través de tres herramientas: la convocatoria del ‘Fondo Covid’, destinado a contribuir a un mejor diagnóstico y tratamiento clínico de pacientes así como a la preparación y respuesta de la salud pública; la convocatoria del CDTI, a través de la que se presentaron proyectos que permitiesen una rápida implementación de mascarillas y EPIS, vacunas, terapias, test diagnósticos o equipamiento para responder a la pandemia;  y a través del fomento de la participación de nuestros investigadores en programas europeos”. Finalmente, Yotti ha hecho un repaso de las lecciones aprendidas durante estos meses entre las que destaca cuatro necesidades: “avanzar en la coordinación de las capacidades industriales y académicas, generar ecosistemas multidisciplinares y una estructura estable de investigación colaborativa en enfermedades infecciosas, establecer procedimientos y tecnología para compartir datos y mejorar la integración entre ciencia y salud pública”.

Javier Montero, director de la Oficina de Transferencia de Tecnología de la Fundación Progreso y Salud en la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, ha señalado que la llegada de la pandemia “ha cambiado la forma de ver el entendimiento que tiene que existir entre la administración pública y la empresa privada”. Montero también ha incidido en que, tras la llegada de la primera ola, desde la fundación “generamos una plataforma para la identificación de necesidades de stock de los centros sanitarios y los categorizamos en materias primas, empresas con capacidades industriales, compañías que permitían el diseño de producto y expertos en determinadas áreas”. Por último, Montero ha destacado algunos hitos como el proyecto pionero ‘Andalucía Respira’ o la creación de 25 consorcios empresariales para la generación de batas quirúrgicas y ha afirmado que “el nivel de proactividad que se generó entre administraciones, sociedad civil y empresas es vital mantenerlo”.

Por su parte, Ion Aracena, director General de AseBio y representante de la Plataforma de Mercados Biotecnológicos, ha señalado que “las dos deficiencias más importantes que la pandemia ha puesto de relieve y en el foco del interés público son la necesidad de incrementar la inversión en I+D y de reforzar las capacidades industriales”. Además, Aracena ha explicado que desde el comienzo de la emergencia sanitaria “la ciencia e innovación española se ha volcado en la búsqueda de soluciones tanto en la forma de diagnóstico como en la formulación de vacunas” y en esa línea, “desde el sector biotecnológico hemos trabajado en la búsqueda de soluciones como, por ejemplo, el desarrollo de test de diagnóstico”.

Víctor Muñoz, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Málaga (UMA), ha desarrollado el proceso de creación del proyecto ‘Andalucía Respira’ y ha mencionado que a través de “las relaciones y el apoyo de la Universidad de Málaga, fuimos capaces de generar un equipo multidisciplinar en documentación, ingeniería y técnica del aparato”. En este sentido, Muñoz ha destacado que estos factores “nos hicieron ser de los primeros homologados en España” y ha hecho especial hincapié en que “es fundamental poner en contacto a las personas, potenciar las relaciones y tomar decisiones autónomas con rapidez”.

Por último, Ana Castro, vicepresidenta Adjunta de Transferencia del Conocimiento del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha señalado que desde la institución aprovecharon “una estructura que ya existía como las plataformas temáticas interdisciplinares para el desarrollo de la investigación y poner en valor la tecnología y abordar diferentes perspectivas y puntos de vista”. En este sentido, Castro ha citado la creación de la plataforma de salud global para responder al problema de la COVID-19 donde “hay más de 300 grupos coordinados que pusieron a disposición de buscar soluciones sus capacidades y conocimientos”. Asimismo, Castro ha mencionado la importancia de las donaciones que “han contribuido al desarrollo de los proyectos, ese compromiso de la sociedad y de distintas instituciones” y ha subrayado que “en esta historia de éxito para la ciencia y la innovación ha tenido un papel imprescindible el Centro Nacional de Microbiología donde están dos de los proyectos de vacunas que el CSIC está impulsando”.

Toda la información del foro se puede consultar en www.forotransfiere.com, en la página de Facebook y en el perfil de Twitter @ForoTransfiere.

Descargar PDF